22 Feb

Tecnologías que triunfarán a corto plazo en almacenes de última milla

Yendo al grano, dos son los grandes retos en la gestión logística: que el cliente reciba en el menor tiempo posible su pedido y reducir los costes en todo el proceso logístico. La tecnología llegó para esto.

Los Sistemas de Gestión de Almacenes (SGA) juegan un papel destacado a la hora de lograr ambos objetivos. Los SGA se integran en ERPs diseñados para la gestión integral de la logística, y se encargan específicamente de la organización del almacén. Cuando ambos trabajan juntos, se consigue la coordinación de toda la cadena logística de un almacén: la Logística 4.0

Un SGA gestiona todos los procesos en las cuatro fases por las que pasa una mercancía -Recepción, Ubicación, Preparación y Carga- a través de modelos logísticos inteligentes aplicando las nuevas tecnologías.

Tecnologías que triunfarán a corto plazo en almacenes de última milla

¿Son igual de útiles las nuevas tecnologías en todo tipo de almacén?

Pero ¿son igual de útiles estas tecnologías en una gran industria -con almacenes kilométricos- que en un pequeño o mediano almacén destinado a última milla?

Tras 25 años de experiencia en el sector, la respuesta no puede ser otra que “actualmente, no todas”. Y el reto que en estos momentos nos trazamos es hacerlas asequibles y viables en cualquier almacén.

Existen sustanciales diferencias entre grandes centros de distribución o almacenes de materias primas e intermedias, y almacenes de distribución o última milla, aquellos preparados para dar salida a un producto hacia el consumidor final.

El desarrollo de tiendas online y la compra por Internet está suponiendo una revolución en el sector de la distribución. Los almacenes de cargas pequeñas y gran rotación se han convertido en puntales del negocio digital, de hecho, un tercio de los gastos totales de cualquier pequeña y mediana empresa que vende por internet está destinado a la logística.

Tecnologías que triunfarán a corto plazo en almacenes de última milla

Las necesidades logísticas de un almacén de este tipo varían y los objetivos a cubrir pueden ser más concretos:

  • Minimizar los errores de manipulación. Un error en la entrega puede significar perder definitivamente un cliente.
  • Ordenar las listas de picking asignando prioridades y acelerando los procesos de expedición.
  • Adecuarse a las estacionalidades, de modo que en periodos de gran demanda (el comercio online padece de grandes picos de ventas como el black friday, San Valentín, día de la Madre…) no se produzcan ineficiencias.
  • Coordinar al máximo el almacén y el transporte, mejorando las rutas de distribución mediante el acoplamiento de software.

¿Qué tecnologías serán las principales impulsoras de la logística 4.0 a corto plazo en un almacén de última milla?

  • Tecnologías para el control del inventario y preparación de pedidos. Estas tecnologías -IoT, RFID, picking por voz, pick/put to light, Realidad Aumentada…- se implantan en mayor medida en almacenes de gran tamaño donde su rentabilidad es mayor.

Tecnologías que triunfarán a corto plazo en almacenes de última milla

A medida que seamos capaces de adaptarlas y hacerlas viables, se incorporarán más rápidamente a la distribución del e-commerce. Por ejemplo, en almacenes de distribución de pequeño producto (pensemos en época estival: unas gafas de sol, una crema solar, una nevera de playa…) con una distribución a cliente final, no es rentable a día de hoy utilizar TAGs con un coste unitario de más de 0,10 € en cada unidad de producto. Las empresas tecnológicas ya estamos trabajando para mejorar el RFID y hacerlo más asequible.

  • Inteligencia Artificial y Big Data. Pasamos de un sector dedicado a “guardar y mover cajas”, a uno que genera información valiosa y la analiza para una posterior toma de decisiones basada en datos. Estas tecnologías sí están siendo implementadas en pequeños almacenes y aportando una rentabilidad extraordinaria. Seguirán desarrollándose y adaptándose para incrementar la eficiencia de los almacenes.
  • Robótica, carretillas, elevadores… Es muy útil en centros logísticos de grandes empresas industriales. Ya está adaptándose a espacios más reducidos, con el desarrollo de nuevos drones o sorters que no necesariamente han de cubrir distancias que en ocasiones son kilométricas.

Tecnologías que triunfarán a corto plazo en almacenes de última milla

  • Realidad aumentada. Trabajar con una interfaz ampliada y manos libres es un avance que incide directamente en la eficiencia de un almacén. Su inconveniente estriba en la fatiga que pueden producir los wearables en el trabajador.

 

Autor: Pablo Boix (UN SGA)

Compártelo