04 Oct

¿Qué es el Design thinking y qué puede ofrecer a tu negocio?

El objetivo principal de toda empresa debe ser satisfacer las necesidades y demandas de sus clientes. Esta es una tarea cada vez más compleja, debido a la alta competencia y similitud que hay entre las organizaciones. El design thinking, un concepto muy popular los últimos años, nos permite acercarnos al consumidor y conquistarle a través de estrategias novedosas, originales y empáticas. ¿Quieres saber más sobre esta revolucionaria metodología de trabajo?

Fomentar la creatividad y la innovación en las organizaciones para que sean más eficaces, este es el gran objetivo de la que se ha convertido en la herramienta de trabajo de moda en la última década. El design thinking genera enormes beneficios en las empresas en las que se aplica, sobre todo en lo que se refiere a la comercialización de productos y servicios.

Centrarse en lo que el cliente realmente necesita

La clave de esta metodología está en ofrecer soluciones reales e innovadoras a necesidades concretas y latentes del mercado. Los negocios deben centrar sus esfuerzos hoy más que nunca en crear modelos adecuados que resuelvan los problemas actuales de la sociedad. Esto se consigue a través de elementos diferenciales y novedosos, algo más que necesario teniendo en cuenta la alta competencia que hay entre las empresas.

En el design thinking hay que poner el foco en el consumidor, aquel al que queremos llegar para que acceda a nuestros productos. Poner al consumidor en el centro de nuestra estrategia, acercarnos a él y hacer realidad sus deseos. Esta metodología, que surgió a principios de los 70 en la Universidad de Stanford, consta de cinco pasos:

  • Empatizar: Conocer al consumidor para saber qué necesita, fundamentalmente a través de estudios de mercado o entrevistas.
  • Definir el problema: Determinar los objetivos concretos que resolveremos con nuestra propuesta innovadora.
  • Idear: Plantear soluciones al problema a través de lluvias de ideas en las que todos los argumentos sumen.
  • Crear prototipos: Plasmar las ideas, hacerlas realidad, lo que nos ayudará a mejorarlas todavía más.
  • Evaluar: Fundamental para asegurar la eficacia de nuestros productos o servicios y mejorar los procedimientos de trabajo.

El design thinking ayudará a tu negocio a liberar su creatividad y no regirse por convencionalismos o soluciones obvias. Es un método eficaz para entender a tus consumidores y ofrecerles lo que realmente necesitan. Esta metodología de trabajo mejorará tus procesos de trabajo, garantizándote así un acercamiento continuo a tus consumidores.

Los principales beneficios que esta metodología tiene para las empresas son:

  • El cliente es el centro de todo, lo que ayuda a generar empatía.
  • Te permite transformar los problemas en oportunidades.
  • Se tienen en cuenta todos los factores, lo que ayuda a minimizar los riesgos.
  • Potencia aquellos aspectos que verdaderamente interesan a tus clientes.
  • Fomenta el trabajo en equipo para favorecer el desarrollo de procesos adecuados.

¿Ya sabes qué es el design thinking y en qué puede beneficiar a tu negocio? En Alfatec Sistemas ofrecemos soluciones concretas a las necesidades de nuestros clientes. Calidad humana y profesional a tu servicio.

 

Compártelo